sábado, 31 de octubre de 2009

Padres y maestros: Lo que han cambiado las cosas


En la entrada anterior de este blog, aunque un poco exageradamente , trata de las
Relaciones entre profesores y alumnos, probemas de discilina en las aulas, respeto y autoridad : Vídeo de humor y el tema de la pérdida de autoridad que actualmente carecenos los docentes ante el alumnado y sus progenitores.

La imagen superior, aunque también parezca exagerada, no lo es tanto. Es una realidad que, a veces, se nos hace a los docentes responsables de los rendimientos académicos de los alumnos y alumnas, incluso, aunque parezca paradójico, también de su educación.

Tenmos 178 días de clase al año, y de esos días, el alumnado sólo permanece 5 horas diarias en los centros escolares. Son los padres los encargados de tranmitir los valores y los hábitos de conducta a su hijos e hijas.

Los docentes estamos atados de pies y manos. A los alumnos no podemos castigarlos severamente porque se nos echan encima. Si los niños y niñas comenten una travesura o falta de conducta, los padres y madres nos culpan a los maestros y maestras por permitírselo. No podemos hacer nada. Se nos desacredita ante ellos y se nos critica.

La labor del maestro y maestra está muy desvalorada en la actualidad.

Los niños y niñas tienen tantas actividades extraescolares que ni descansan ni dan a basto con las tareas escolares. Además, los padres no tienen tiempo ni saben ayudar a sus hijos en sus estudios, padres incluso que poseen estudios universitarios.

¿Acaso mis padres estaban mejor preparados? No creo. Mis padres me hicieron responsable de mis estudios, me repasaban las tablas de multiplicar, los verbos, las capitales y provincias de España, los ríos, las montañas etc.

Claro, que no había tantas distracciones como las hay ahora. Recuerdo que yo tenía clase mañana y tarde. Cuando salía a las cinco de la tarde, me tomaba la merienda y salía un poco a la calle con mis amigas. Pero en cuanto oscurecía debía volver a casa a "hacer los deberes" y a estudiarme la lección del día, porque mi padre en cuanto llegaba a casa me la preguntaba.

No había ordenadores, ni tantos canales de televisión, ni videoconsolas, ni actividades extraescolares como hay ahora: ir a Guadalinfo, a deportes, al Conservatorio, a danza, a Sevillanas, a la piscina, a la Bilbioteca, a la Banda de Música, etc.

Algunos padres tienen a sus hijos e hijas tan ocupados en actividades extraescolares que no tienen tiempo de estudiar en casa y menos de descansar. Quizás, algunos niños o niñas, necesiten más jugar un rato con los vecinos, ver un poco sus programas de televisión favoritos tumbados en su sofá, luego ponerse a hacer sus tareas escolares antes de la cena y a continuación irse a dormir para rendir al día siguiente, en lugar de tantas actividades que los llevan agobiados. Hablo de alumnado de primaria.

VER TAMBIÉN:
ENLACES:



Bookmark and Share


4 comentarios:

Mª Jesus dijo...

Cuanta razón llevas!!!!!!!!!! La preocupación de los padres es que los niños no tengan tiempo libre, se olvidan que la principal tarea de un niño/a es ser niño/a, jugar, divertirse, estar con los amigos, etc...

Cuando los hijos crezcan se preguntaran ¿Mis padres cuanto tiempo me acompañaros, escucharon, aconsejaron, se preocuparon de mis estudios? Sabeís cual será la respuesta............... Ahhhhhhh, se me olvidaba, ahora lo importante es NO pensar.

Voto por potenciar la capacidad de cuestionarse!!!

María José dijo...

Mª Jesús:

Siempre hemos de reflexionar y cuestionar nuestras acciones. Es la única manera de progresar, aunque debe ser para mejorar. Nunca para retroceder en los esencial.

Un saludo.

Cornelivs dijo...

Muchas gracias por tu comentario y por tu amabilidad Maria Jose. Eres un encanto!

A mi tambien me encantó conoceros en persona...!

Un enorme abrazo.

María José dijo...

Cornelivs:

Es recíproco. Gracias y un saludo.

Related Posts with Thumbnails